Una mujer intentó colar el sábado una bolsa con unos 300 gramos de cocaína en un avión de Ryanair con destino Roma. La joven tenía previsto embarcar en el vuelo 9682, que partía a las 16.30 horas del aeropuerto de Zaragoza. Llevaba la droga sujeta con esparadrapo y escondida bajo el sujetador. Pero la pericia de los guardias civiles que se encargaban de controlar el filtro de acceso se apercibieron del paquete al pasar por el detector. La detención de esta mula llevó, posteriormente, a localizar y arrestar a dos hombres. Todos ellos se encontraban ayer detenidos en el cuartel de Casetas.

La investigación permanecía ayer abierta, por lo que este diario no pudo conocer edades, identidades o nacionalidades.

Hacía años que no se producía en el aeropuerto una detención de esta forma, ya que las últimas actuaciones policiales han sido consecuencia de seguimientos previos. Además, los alijos más bien llegaban a Zaragoza desde otros países. Es el caso de las detenciones practicadas el año pasado a miembros de organizaciones iberoamericanas de narcotraficantes, que empezaban a utilizar el aeropuerto de Zaragoza como plataforma en los vuelos de mercancías. Llegándose a detectar, en apenas un mes, dos alijos que sumaban nueve kilos de coca.

FUENTE Y FOTO: El Periodico de Aragón

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios