Un problema técnico obligó ayer en Zaragoza a suspender tres vuelos de la compañía Ryanair, uno con destino a la ciudad italiana de Bérgamo y otros dos con salida y llegada a París. La cancelación de los tres desplazamientos, justo al comienzo de las vacaciones de verano, pudo deberse al funcionamiento incorrecto del sistema de elevación de sillas para personas con problemas de movilidad.

El incidente dejó en tierra a numerosos viajeros. "No sé qué haremos ahora, pues nuestro destino es una ciudad que está a unos 300 kilómetros de Milán y teníamos reservados los hoteles", manifestó un joven zaragozano afectado por la cancelación.

Fuentes de Aena confirmaron ayer por la tarde la suspensión de los tres vuelos citados, pero precisaron que desconocían las causas. Al parecer, Ryanair tomó la decisión de someter los aparatos a una concienzuda revisión para corregir las deficiencias.

Estos problemas coincidieron con el inicio una nueva ruta entre Zaragoza y Dusseldorf (Alemania), que contará con una frecuencia de tres vuelos semanales, los martes, jueves y sábados.

FUENTE: El Periodico de Aragón

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios