Ryanair

El futuro de los vuelos comerciales de Zaragoza se complica cada día que pasa como consecuencia del impago de las ayudas publicas pactadas en su día con las compañías Ryanair y Wizzair. La situación ha obligado a la sociedad promotora del aeropuerto, presidida por la DGA, a requerir finalmente al Ayuntamiento el pago de los 4,8 millones de euros que le adeuda y que son el origen del problema. Mientras tato, la consejería de Obras Publicas continua con las negociaciones con Ryanair para salvar los vuelos internacionales, ya que el Consistorio ha aclarado en varias ocasiones que se niega a seguir cofinanciando la subvenciones.

El consejo de administración de la promotora acordó ayer no solo requerir la deuda al Ayuntamiento, sino una aclaración oficial sobre su continuidad en la sociedad publica, participada a partes iguales por la DGA y el Ayuntamiento. Fuentes municipales reiteraron ayer su negativa a continuar en la sociedad publica y subrayaron que el desembolso de la deuda ya contraída se deberá negociar dentro de un paquete con el Gobierno aragonés, que a su vez les adeuda impuestos y aportaciones a sociedades en las que participan ambas instituciones, como la del tranvía o Ecociudad Valdespartera. "Hay que poner todo encima de la mesa y discutirlo de forma global", señalaron.

La DGA defiende que su socio municipal debe 4,8 millones a la promotora, correspondientes a una parte de la aportación de 2011 (2,2 millones) e íntegramente la de 2012 (que se eleva a 2,6). El Ayuntamiento no solo se niega a seguir aportando fondos, sino que entiende que adeuda únicamente el dinero correspondiente a 2010 que no llego a desembolsar en su totalidad. "Las aportaciones se hacen a través de ampliaciones de capital y nosotros no hemos suscrito la de este año, por lo que la obligación es muy discutible", subrayaron las citadas fuentes municipales.

La situación pone en entredicho la propia viabilidad de los vuelos baratos. El Gobierno aragonés ha dejado bien claro que no está dispuesto a asumir íntegramente la financiación y con la partida que ha reservado en sus presupuestos de 2012 (3,5 millones) no da para pagar las cantidades anuales pactadas con Ryanair y Wizzair y mucho menos para saldar la deuda ya generada hasta ahora, que asciende a unos 4,1 millones. En este importe se incluyen aportaciones a ambas compañías que corresponden a este ejercicio, que se suman a las de Air Nostrum y se remontan a 2010. Esta compañía ya anulo todas sus rutas en el primer trimestre del año al no renovarse el contrato de subvenciones.

La Consejería de Obras Publicas subrayo ayer que mantienen abiertas las negociaciones con Ryanair para salvar el mayor numero de vuelos. La compañía sigue ejerciendo su particular presión y mantiene desde hace un mes, el bloqueo de la venta de billetes para las diez rutas de Zaragoza para la próxima temporada de primavera-verano, que comenzará la ultima semana de marzo.

La sociedad promotora del aeropuerto firmo un acuerdo con Ryanair en 2010 que establecía un pago anual de 3,6 millones de euros hasta 2014 por el mantenimiento de un mínimo de ocho líneas. Por tanto, en el mejor de los casas solo se podrían mantener parte de los vuelos con los fondos que piensa destinar la DGA.

FUENTE: Heraldo de Aragón (Edición Impresa)

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios