El mes de febrero confirmó la tendencia experimentada en el aeropuerto de Zaragoza desde hace más de un año: sube la mercancía transportada y desciende el número de pasajeros. No fue una excepción a pesar de que resultan más preocupantes las cifras de viajeros, ya que la media nacional en este inicio del 2010 registra cifras positivas y la terminal de Garrapinillos sigue descendiendo, esta vez hasta un 10,5%.

Los vuelos de carga siguen siendo la principal alegría del aeropuerto de Zaragoza. También lo fue en febrero aunque su tasa de crecimiento fue inferior a la de enero, de un 26,6% (con 3.377 toneladas transportadas), en comparación con los datos del mismo mes del 2009. En enero había sido del 42,4%, por lo que la media acumulada en estos dos primeros meses, con 6.738 toneladas, es de un 34% más. No obstante, el volumen de carga es casi idéntico al que se movió ese mes (3.360).

En pasajeros, la historia es bien distinta. Con 33.378 usuarios registrados, ha incrementado las cifras de enero (29.419) a pesar de que la caída ha sido más estrepitosa que en febrero del 2009. Un 10,5% menos, por el 4,8% que descendió en enero. La media lo dice todo: un 7,9% menos en dos meses cuando en el resto de España la media de crecimiento ya se sitúa en el 2,1%.

El aeropuerto de Huesca-Monflorite, por su parte, registró en febrero 2.098 pasajeros en total, con cuatro rutas abiertas. Aunque sea muy inferior a Zaragoza, para la terminal oscense supone mejorar en un 27,1% los datos del año pasado y continuar con una evolución positiva ya iniciada en enero, cuando se obtuvo un aumento de solo un 0,1% más con 1.525 usuarios.

Así, la media para un aeropuerto que solo presta servicio para la temporada de esquí, para acercar a visitantes a las estaciones aragonesas, es positiva, ya que suma un crecimiento del 14%, aunque sea con un total de solo 3.623 viajeros en dos meses.

 

Fuente: El Periodico de Aragón

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios