Hoy podiamos leer en Heraldo lo siguiente:

"Casi la mitad de las bases de Ryanair no tienen el sistema que exige ahora a Zaragoza"

La compañía aérea Ryanair niega la base de operaciones de Zaragoza, condicionada a la implantación del sistema de aterrizaje con nula visibilidad (ILS, en sus siglas en inglés). Lo más sorprendente no es que la ciudad disponga ya del nivel básico de este equipamiento electrónico, sino que casi la mitad de las bases de operaciones que tiene la aerolínea repartidas por Europa no tengan el sistema avanzado del ILS que exige a la capital aragonesa.

Hasta 13 de los 39 aeropuertos del continente en los que Ryanair ha establecido una base de operaciones cuentan exclusivamente con el Sistema de Aterrizaje Instrumental (Instrumental Landing System, ILS) en su nivel básico (I), el mismo que está operativo en Zaragoza desde mediados de enero. En la lista hay aeródromos con un importante tráfico de vuelos baratos, como el de Roma Ciampino, Estocolmo Skavsta, Oslo Rygge, que este diario ha podido contrastar tras consultrar la Publicación de Información Aeronáutica (AIP) de los distintos países europeos, la 'biblia' de la aviación al recoger todos los servicios e instalaciones de los aeropuertos.

Otros cuatro complejos ni siquiera tienen ayuda electrónica al aterrizaje, imprescindible en caso de que se levanten bancos de niebla, haya nubes bajas o, simplemente, las condiciones meteorológicas sean adversas: así opera Ryanair en sus bases de Faro (Portugal), Cagliari (Cerdeña), Pescara y Brindisi (ciudades del centro y del sur de Italia, respectivamente) sin que hasta el momento haya sido un inconveniente.

Incluso en uno de los aeropuertos en los que más vuelos concentra la aerolínea irlandesa, el de Gerona, tampoco disponía del sistema avanzado del ILS hasta el pasado otoño, aunque oferta en estos momentos 62 enlaces en su página web. Los equipos electrónicos entraron en servicio el 22 de octubre, hace poco más de tres meses, y con antelación había sufrido múltiples cancelaciones por niebla, como atestigua la prensa local, al menos, desde 2006. El último episodio se vivió en mayo de 2009, en plena primavera.

Estas molestias no fueron una cortapisa para que en 2008 renovara el acuerdo de subvenciones para garantizar vuelos hasta 2011, prorrogable por otros dos años. El pacto, según se informó en su día, iba a suponer un desembolso de 13,94 millones de euros en concepto de marketing, promoción y publicidad, ligada al aumento de aviones en Gerona. La niebla tampoco fue impedimento para comprometerse a operar cinco nuevos vuelos diarios y correr el riesgo de dejar tirados a parte de los 5,5 millones de pasajeros que viajaron ese año desde el aeródromo catalán.

En el propio acto de la firma, el responsable de Movilidad del Gobierno catalán, Manel Nadal, aprovechó para reclamar que se acelerara la implantación del ILS, ya que recordó que en aquel invierno se tuvo que desviar vuelos en dos ocasiones.

Tampoco se ha librado de las cancelaciones otras de las bases de Ryanair situadas junto a la costa, la de Alicante, que dispone del mismo sistema de ayuda al aterrizaje que Zaragoza.

Con el nivel avanzado se puede aterrizar con nula visibilidad, con bancos de niebla cerrados que no permiten apreciar la pista hasta que el avión está tocando tierra. Para ello, el sistema guía de forma automática y a ciegas a los pilotos. Pero ni siquiera con el nivel II/III se garantiza la plena operatividad en un aeródromo, como han evidenciado los últimos temporales para la propia Ryanair en Madrid (a principios de enero) o en Londres (en febrero del año pasado).

El ente público Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) tiene programada la instalación en Zaragoza del nivel II/III del ILS, aunque se demorará hasta mediados de 2012. Para este año dispone de un presupuesto de medio millón de euros, con el que se redactará el proyecto, y entre 2011 y 2012 destinará al menos otros 10,5 millones para la ejecución. Con esta partida se acometerá el balizamiento integral de las pistas de aterrizaje y de las calles de rodadura, además de la instalación de un equipo de suministro eléctrico ininterrumpido.

Antes de tomar una postura precipitada, habria que asegurarse si en el resto de Aeropuertos existen los mismo dias de niebla que en Zaragoza.

Fuente: Heraldo

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios